Nuestra compañía formará parte del Grupo de Trabajo de Innovación Alimentaria recientemente puesto en marcha por AseBio – Asociación Española de Bioempresas. Esta plataforma, que pretende impulsar avances disruptivos en el campo de la alimentación humana y animal, estará integrada por 60 miembros de 30 entidades distintas, entre centros tecnológicos, fundaciones, centros de promoción e inversión, startups de nuevo cuño y empresas ya consolidadas.

El objetivo es promocionar nuevos tipos de nutrientes sostenibles, ingredientes funcionales y fuentes alternativas de proteínas, vitaminas, prebióticos y probióticos. También persigue consolidar un nuevo marco regulatorio, tanto a nivel nacional como europeo, que facilite la utilización de las herramientas biotecnológicas en la producción de alimentos.

 

Aumentar la producción de manera sostenible 

Debido al contexto actual, marcado por el aumento de la población, el cambio climático y la degradación de la tierra y los ecosistemas, necesitamos buscar e implementar nuevos modelos de producción más sostenibles y basados en la innovación, que nos permitan responder a la creciente demanda de alimentos con el mínimo impacto medioambiental posible.
Según la Organización de las Naciones Unidas en 2050 seremos casi 10.000 millones de habitantes en el mundo y si no tomamos medidas no habrá alimentos para todos. La biotecnología es una poderosa herramienta que nos puede ayudar a producir más y mejor en la industria agroalimentaria, impulsando una ganadería y una agricultura más sostenibles y permitiéndonos aprovechar mejor los recursos naturales a nuestro alcance.

Alimentación animal

Al mismo tiempo, nos permite mejorar la salud animal y su nutrición a través de nuevas fuentes de alimentación e ingredientes plenamente funcionales como pueden ser las harinas y las grasas de insectos.

Tal y como explicaba hace poco nuestra CEO, Adriana Casillas, «el sector agroalimentario está encarando un proceso de transformación histórico e ineludible. La población mundial va a seguir creciendo y el cambio climático no nos va a dar tregua. Así que debemos encontrar soluciones. Los insectos son una avanzada herramienta biotecnológica de la que apenas nos habíamos servido hasta la fecha. Y pueden ayudarnos a recorrer ese camino, porque no sólo son una fuente de proteína sostenible de primera calidad, sino que además nos permiten optimizar la producción de muchos otros alimentos».

El Grupo de Trabajo de Innovación Alimentaria de Asebio centrará sus objetivos en promocionar la Food Tech española en diversos ámbitos y a distintos niveles, para lo que trabajará en colaboración con todos los agentes, públicos y privados, que forman parte del sector agroalimentario.