TELÉFONO DE CONTACTO +34 923 048 049
Home / VLOG / Acuiplus: competitividad, sostenibilidad e innovación

Acuiplus: competitividad, sostenibilidad e innovación

Hace ocho años, un pequeño grupo de empresas relacionadas con la acuicultura tuvo la idea de constituirse como clúster para cooperar entre sí y responder a los retos que afrontaba el sector. Su idea era promover la competitividad y la sostenibilidad de una industria que es trascendental para garantizar la seguridad alimentaria global. Hoy en día, Acuiplus cuenta con 28 miembros y es una referencia tanto en los procesos comerciales como de investigación o innovación. Charlamos de todo ello con Yolanda Morales, Clúster Manager de Acuiplus. 

¿Cómo nació la idea de montar el clúster?

El clúster surge como iniciativa de un grupo de empresas representativas de la cadena de valor de la acuicultura en Cataluña, con el apoyo del Instituto de Investigación y Tecnología Alimentarias (IRTA). Todas ellas pretendían desarrollar un espacio de encuentro en el que los proveedores de servicios de acuicultura, de diferentes especies, pudiesen poner en común los desafíos del mercado, reforzar su capacidad de internacionalización e incrementar los niveles de competitividad. Y nada más crearse el Cluster, en 2014, comenzó a atraer a nuevos miembros de diferentes puntos geográficos de España.

¿Qué necesidades tiene el sector?

Los retos del sector son muchos, pero los podemos clasificar en torno a 4 grandes grupos: ambiental, social, económico – productivo y de gobernanza.

En el primero de ellos tiene que ver con el desarrollo y la adopción de buenas prácticas ambientales y con la adaptación al cambio climático. Aquí destacamos el esfuerzo en investigación para preservar el bienestar animal, junto a nuevas formas de alimentación. Y una optimización del uso de los recursos naturales. Pero también la internacionalización y la apertura de nuevos mercados.

Respecto al ámbito social, perseguimos una mayor profesionalización del sector a través del refuerzo de programas formativos cercanos a las necesidades de las empresas. Ese es uno de los grandes temas en los que tenemos que trabajar juntos en los próximos años las instituciones académicas, el sector y la administración pública.

En la esfera económica necesitamos mayores esfuerzos en la línea de los que ya se están a realizando para sensibilizar y promocionar los productos procedentes de la acuicultura. Y fortalecer el papel de la cadena de valor del sector.

Y por último, en cuanto a gobernanza, son necesarias políticas acordes al sector y sus necesidades. Que estas evolucionen al mismo ritmo que lo hace el sector, con el fin de poder desarrollar nuevas especies y nuevos sistemas de producción. Nos referimos también al acceso a licencias.

¿Cuáles son los desafíos a los que se enfrenta la industria?

En la línea de lo mencionado anteriormente podemos hacer referencia, entre otros, a la percepción de un consumidor cada vez más conocedor y crítico, que favorece productos más sostenibles; a los efectos del cambio climático; al desarrollo tecnológico aplicado a los procesos de optimización de la acuicultura; y sin duda, a la atracción del talento.

¿Qué papel puede jugar la acuicultura en la seguridad alimentaria?

Tal como se indica en el Informe SOFIA de la FAO “reconocemos que la salud de nuestro mundo, así como nuestra propia salud y seguridad alimentaria futura, dependen de nuestra manera de tratar a este planeta azul “. La acuicultura invierte y trabaja sin cesar en el desarrollo de productos saludables y con altos niveles de nutrición. La reducción de pescado de las actividades extractivas será, sin duda, sustituida por la acuicultura.

¿Qué impacto tiene la actividad acuícola en la cadena de valor?

Desde una perspectiva general, la acuicultura es un sector en constante innovación y altamente tecnológico, que trabaja en el desarrollo de una estrategia bien formada a lo largo de toda la cadena de valor.

Sin embargo, esta tendencia de una cadena de valor sólida y estructurada, importantísima para el crecimiento del sector, no tiene la visibilidad que requiere siendo un factor clave para el éxito de la producción. De esta misma manera, la evolución, tendencias o cambios en la producción repercuten en los eslabones de la cadena de valor.

¿Cómo podemos conseguir que la acuicultura sea una actividad sostenible?

Consideramos la sostenibilidad no como un fin en si mismo, sino como un camino al que hay que ir acomodándose constantemente. Y para conseguirlo debemos adoptar medidas con menor impacto ambiental; favorecer la creación de empleo profesionalizado; gestionar correctamente los recursos; y desarrollar una actividad económica competitiva, entre otras cuestiones.

¿Hacia dónde está avanzando el sector de los piensos?

Dentro de la acuicultura, y de manera ligada a la seguridad alimentaria y los piensos, se ha regulado y restringido el uso de antioxidantes sintéticos. Eso ha hecho crecer el interés y la demanda por antioxidantes y productos de origen natural. No solo por parte de los consumidores, sino también por parte de la industria.

Actualmente se debe priorizar la aplicación de nuevas materias primas sostenibles e ingredientes especiales en alimentos acuícolas para hacer frente a la creciente demanda de nuevas fuentes de nutrición y proteína alternativas. Manteniendo siempre o mejorando la condición general del animal, su respuesta inmunitaria y la calidad del filete desde el punto de vista del consumidor.

¿Qué mercados están emergiendo con más fuerza?

La actividad acuícola se desarrolla a nivel global. Pero desde la perspectiva de los servicios que ofrece la cadena de valor, podemos mencionar mercados emergentes como Marruecos, Argelia, Egipto, Oriente Medio, y también Centroamérica, India o Vietnam, entre otros.

¿En qué proyectos está involucrado actualmente Acuiplus?

En estos momentos, Acuiplus participa en 2 proyectos. El más reciente es Acuisost, que está focalizado en el uso de estrategias nutricionales para una acuicultura más resiliente y sostenible. Acuisost promueve la sostenibilidad de la acuicultura mediante el uso de estrategias nutricionales basadas en la formulación de piensos con nuevos ingredientes y aditivos tecnológicos. Es un proyecto financiado con los fondos NextGenerationEU en el marco del Plan Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El otro proyecto es REDAQUA, que busca el fortalecimiento del trabajo en red, la profesionalización y la formación en el ámbito de la acuicultura. Todo ello a través de la innovación y la transferencia de conocimiento. El objetivo de la red es reforzar y potenciar el trabajo, la transferencia de experiencias y la colaboración entre la comunidad científica, los centros de formación y el sector empresa. Busca incidir en la formación, la investigación y la innovación para reforzar la competitividad del sector en torno a la acuicultura sostenible. Y está encuadrado en la Convocatoria para el Fomento e Impulso de la Sostenibilidad Pesquera y Acuícola. Dentro del marco del Programa Pleamar y través de la Fundación Biodiversidad.

Pero más allá de proyectos concretos, financiados con fondos externos, ACUIPLUS apuesta por sus propios proyectos. Como por ejemplo los ya conocidos ciclos “Conversemos sobre Acuicultura”, que realizamos periódicamente como foros de discusión sobre temas de relevancia. O los proyectos internos con nuestros socios para el refuerzo de la internacionalización, así como las medidas para garantizar la sostenibilidad de la cadena de valor.

Al mismo tiempo, Acuiplus preside la Plantaforma de Clusters de la EATIP, con lo que apoya la dinamización de acciones conjuntas a nivel europeo.

¿Qué papel está jugando el sector tecnológico para ayudar a implantar una acuicultura rentable y sostenible?

El sector tecnológico ofrece una grandísima contribución a la sostenibilidad de la acuicultura. No solo con la integración de nuevas tecnologías que redundan en un mejor aprovechamiento del espacio y los recursos. Sino también con la alta especialización tecnológica, que es un factor clave para la modernización del sector. El desarrollo de sistemas autónomos de alimentación de peces, la monitorización de parámetros del agua, o las plataformas de bajo consumo, muchas de ellas alimentadas con energías renovables, son algunas iniciativas que impulsan una acuicultura rentable y sostenible. Y su desarrollo solo es posible gracias al sector tecnológico.